Este es un plano ideal para alojar una familia media (con uno o dos hijos). El diseño se muestra muy acogedor y aporta suficiente espacio en la distribución de sus dependencias para cubrir las necesidades básicas del hogar.

El acceso a la vivienda se realiza mediante un hall a través del cual  accedemos al living en la derecha. Enfrente del living, se sitúan la cocina y el comedor, que está contiguo a la cocina y al baño completo.

Los dos dormitorios se sitúan en la parte trasera de la casa, uno más grande para instalar una cama de matrimonio y otro más pequeños como cuarto supletorio o para poner dos camas.

Todas las dependencias de la casa se integran en un solo módulo y el sótano también se encuentra integrado en la misma planta y se accede a él directamente por una escalera. La superficie total de la vivienda es de 80m cuadrados.