Tal y como se muestra en el plano de esta casa,la distribución del inmueble es poco convencional, casi podría decirse que tiene forma de hexágono. La vivienda dispone de dos dormitorios sobre una superficie de 108 metros cuadrados.

El acceso se efectúa por el porche, que conduce directamente hacia una gran habitación, dejando la cocina a la izquierda y un dormitorio. En el ala derecha de la casa se sitúa la habitación principal con baño completo y vestidor. La casa también dispone de unas escaleras para bajar al sótano, que se puede reconvertir en otra dependencia si así se precisa.