El plano de esta vivienda está especialmente diseñado para albergar a una familia numerosa, ya que dispone de cuatro dormitorios distribuidos sobre una superficie de 113 metros cuadrados.

Aunque en principio se precisan grandes proporciones de terreno para edificar esta casa, una vez estudiado el plano, esta puede parecer todo lo contrario dando impresión incluso de espacio reducido, ya que los cuatro dormitorios restan bastantes metros a las otras dependencias de la vivienda.

Todas las dependencias se encuentran distribuidas en una sola planta, el acceso se efectúa por un pequeño porche que conduce directamente a la cocina y el comedor, que se encuentran unidos en un sólo módulo.

En el ala derecha de la casa se sitúan los cuatro dormitorios que comparten un baño completo y en el ala izquierda, el dormitorio principal con baño completo integrado.