Los quinchos son una expansión de la casa y lo primero que se debe decidir cuando uno desea construir uno es si se hacen al lado o lejos de la casa. Todo tiene su pro y contra.

Los quinchos son esos lugares que además de servir para hacer comidas diferentes, como en caso de Argentina que se usan para las típicas parrilladas y asados, también son un lugar de juegos tanto para chicos como para grandes , reuniones con amigos, lugar previo a la pileta y los usos que le quieran dar.

Juntos o separados las dos formas de tener un quincho  tienen sus inconvenientes, hay que pensar en los ruidos, las reuniones  de jóvenes cuando uno tiene adolescentes en la casa, el desplazamiento de gente, la distancia al baño, acarrear cosas de un lado a otro.

Se puede pensar en el quincho como un family room, donde la familia realizará actividades diversas, también puede ser utilizado como garage y cuando es necesario se retira el auto y se arma para quincho, aunque siempre debe tener lo básico lógicamente, una parrilla ( o barbacoa) y mesa y asientos para sentarse.

Podemos hablar también de quinchos abiertos y quinchos cerrados, que según el clima donde uno vive y en que época del año los va a utilizar las opciones diferentes son valederas.

Los quinchos abiertos son especiales para utilizar en verano junto a la pileta.

Lo ideal es que un quincho cuente con una parrilla, la zona de mesada y pileta, heladera y baño, zona para dejar la leña y los elementos de la parrilla y si es posible también una cocina a gas junto a un placarcito o alacena donde poner los platos, vasos, cubiertos. Lógicamente que eso es el ideal, pero nos podemos conformar con menos!