¿A qué se llama una pileta ecológica o bio-piscina?

Seguramente les habrá sucedido que después de bañarse todo el día en una pileta terminan con los ojos rojo y la piel reseca además de sentir el olor a cloro. ¿Se imaginan además de que se usa todo el año el agua y que esta además pueda servir para regar? Ahora es posible con las piletas ecológicas.

Ya en Alemania y en el Reino Unido surgieron empresas que asesoran para que una pileta en una casa funcione como si fuese un lago, sin empleo de productos químicos y reemplazado por una trama vegetal con determinados filtros formados por rocas y plantas donde se pegan las bacterias y las algas, además de tener cascadas que no solo oxigenan el agua sino que permite que sea utilizada durante años.

La empresa Garten Art desde 2004 realizó unos 40 proyectos de piletas ecológicas que promociona como estanques en los que se puede nadar. Luego sus proyectos se extendieron hacia Italia, Francia, EE.UU. y lo interesante es que se adaptan a cualquier estilo arquitectónico. Eso sí, todos estos proyectos con base en el sistema natural , conservación del agua, los procesos biológicos naturales y fundamental, la preservación del planeta con métodos sustentables.