En todas las casas podemos encontrar un rinconcito para armar un escritorio, en caso de que no tuviese uno específicamente.

Puede ser en un pasillo, debajo de una escalera, en un costado del living o del comedor o porqué no en el cuarto.

Para realizar un escritorio no es necesario gastar en muebles nuevos, ya que con un poco de inventiva se puede armar uno con una mesa antigua,Unos caballetes, Puede anexarse algún estante para colocar la computadora, con algún material ingenioso, la cuestión es llegar a un escritorio que sea funcional.

Podemos aprovechar una pared para armar sobre ella un escritorio o en algún ángulo de la casa que no se use como en este caso:

O un pequeño espacio con un escritorio plegable como se ve en la imágen:

Que cumpla con las necesidades básicas para lo cuál decidimos tener un escritorio.

Los materiales de un escritorio pueden variar desde la madera, el metal, el vidrio….hay muchas posibilidades de hacerlos.

Es una buena oportunidad que se nos presenta para reciclar un mueble viejo u otro mueble que hayamos encontrado en el desván o en casa de cosas viejas. Un escritorio antiguo con luego un toque de cosas modernas queda espectacular. Así también al revés , un escritorio bien minimalista con detalles antiguos.

Hay que animarse a la mezcla de estilos, de colores, de texturas, de tapizados…..que seguro quedará un escritorio muy personal.