Diversos problemas provoca la presencia de humedad en la casa, ya provenga de filtraciones por lluvia o por caños que se rompen. El resultado puede ser una mancha de humedad que no le hace gracia a nadie. O una deprimente y pertinaz gotera.

humedadPara corregir el mal hay que saber su origen y ubicar entonces el lugar exacto donde se produce la filtración.

Luego, con una maza y un cortafrío picar la pared hasta llegar al caño roto (si ese es el origen) teniendo cuidado de no dañarlo a fuerza de golpes.

No quedará otro remedio que arreglar el caño: si es de agua fría, generalmente son caños de plomo que se arreglan cortando la parte dañada y reemplazándola por un tramo nuevo empleando la soldadura; si es de agua caliente, el caño puede ser de hidrobronz o de metal galvanizado, en cuyo caso se debe serruchar la pieza y reemplazarla por otro tramo, agregándolo con unas piezas que llevan roscas en sus bodes llamadas niples.

Tras haber arreglado el caño,hay que cubrir el hueco con mezcla hecha con dos medidas de cal, una de cemento y tres de arena, unida con agua y a la que se le agregara una sustancia hidrófuga. Luego, se revoca tal como estaba, con revoque fino o grueso, según se indique. Una vez seco por completo, hay que pintar.

Entradas relacionadas: como reparar fisuras tarquini