Estas reformando tu casa y necesitas darle más luz a los ambientes, una de las mejores ideas es abrir puertas en las paredes.

puertaSi bien este trabajo no es de los mas sencillos, tampoco es una misión imposible. Para evitar cualquier desastre, lo primero que hay que averiguar es si por esa pared circulan caños de luz, gas o agua. Si es así, se impone un trabajo adicional que es el de desviar las cañerías, solo para especialistas.

Si no se encuentra con ninguno de estos problemas deberá saber si la pared es portante, es decir, que no sólo es un tabique divisorio sino que sostiene el techo. Cuando la casa tiene esqueleto de hormigón armado, ninguna pared lo es, pero de otro modo, deberá tener los planos.

Si los consigue, un experto podrá indicarle si está en condiciones de hacer la abertura en la pared. Una vez que haya previsto y verificado todo, marque el lugar donde irá la puerta y comience a hacer la abertura con un cortafrío y una punta que deberá golpear con una maza.

El agujero se comienza desde arriba, es decir, desde el lugar donde irá el dintel de la puerta y conviene hacerle una protección con madera, vigas horizontales de hierro y un poco de cemento para que no caigan los ladrillos. La protección de madera se quitará cuando el cemente frague y se pueda continuar el agujero.