Uno de los problemas habituales sobre todo si existe humedad en las paredes, es que parte inferior del empapelado se despega. Es necesario tratar primero adecuadamente la superficie.

empapelado

La solución es aplicar un producto hidrófugo en polvo, diluido en agua en las proporciones adecuadas. Una vez preparado, levantar los extremos del paño suelto y tirar hacia arriba hasta que ofrezca resistencia. No hay que estirarlo en exceso, más allá de lo que permite el papel.

Raspar el muero para eliminar las imperfecciones empleando un cepillo duro. Aplicar entonces el producto hidrófugo con rodillo o pincel y dejar secar bien, por lo menos 24 horas. Luego preparar el adhesivo para el papel, aplicarlo sobre la pared como una película delgada y dejarlo secar. Aplicar otra fina capa el papel desplegado, poniendo un poco más en la parte plegada. Pegar entonces el papel a la pared, haciendo salir el aire de arriba hacia abajo y desde el centro hacia los costados. Limpiar los restos de pegamento en los bordes laterales y en el inferior, y adherir bien con un rodillo.

Cuando el empapelado tiene mucho tiempo de instalado, la manera de proceder es similar a la indicada en las roturas durante la instalación, pero solamente es posible hacerlo si el desgarrón es pequeño.