Como cambiar una baldosa de material flexible

Famosas por su durabilidad, su bajo precio y la facilidad de su mantenimiento, los pisos de material flexible (linóleo u otro) suelen venderse en forma de baldosas grandes, de fácil instalación.

baldosa

Cuando estás baldosas se gastan o se dañan se pueden reemplazar y la única dificultad es encontrar otra exactamente igual a la que se deberá cambiar.

Al estar pegadas unas a otras, hay que tener mucho cuidado al despegarla, a riesgo de deteriorar las que están a su alrededor. Para simplificar el trabajo conviene calentar la baldosa y su adhesivo con una plancha, a temperatura alta, pasándola por la superficie. No hay que derretir la baldosa, por lo que conviene intercalar un paño húmedo.

Mientras la baldosa está caliente se introduce una espátula en uno de sus bordes y se despega con cuidado haciendo palanca hacia arriba. A veces ocurre que no se desprende con facilidad y no hay otro remedio que cortarla en varios trozos con martillo y cortafrío procurando no lastimar el piso, y empeando por las juntas con un cuchillo.

Si por acción del calor el pegamento queda muy blando se puede aprovechar para colocar directamente la baldosa nueva apretando bien. Si no es ese el caso, hay que alisar la base y aplicar una nueva y uniforme capa de pegamento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here