El trabajo es bastante sencillo cuando se trata de paredes derechas, pero se complica en los ángulos o en los muros redondeados.Por eso no te pierdas el siguiente post, que te vamos a enseñar la mejor manera de hacerlo.

zocalosLos zócalos sirven para proteger la parte inferior de las paredes y que el polvo no se filtre por debajo. Para eso, deben estar en contacto con el sueo en todo su recorrido, por lo que en ocasiones se hace necesario un ajuste más preciso.

Coloque el zócalo contra la pared y haga correr un compás cerrado a ras del suelo a lo largo del zócalo. La punta del compás roza el suelo mientras que el lápiz marca en la madera las partes que deben ser eliminadas. El próximo paso es lijar la madera hasta el trazo del lápiz.

Mida el largo del zocalo necesario desde el marco de una puerta hasta el angulo más cercano. Sobre el zócalo sin instalar marque el corte a efectuar y asiérrelo en la medida correcta. Es preferible preparar el zocalo antes de fijarlo contra la pared. Clave la punta de los clavos, a 30 cm de distancia entre uno y otro, pero sin atravesar la madera. Para fijarlos a la pared, coloque el zocalo contra el muro y vaya clavando hasta el fondo los clavos, haciendo desaparecer la cabeza dentro de la madera.

Entradas relacionadas: barras rusticas para interiores de casa, camas amuradas a la pared, como relaizar una maqueta de peces con material reciclaje