Como lograr la técnica del trapeado

Con materiales tan cotidianos como un trapo, un papel, o una bolsa de nailon podemos desarrollar una de las técnicas más versátiles y decorativas que ofrecen pátinas.

teecnica del trapeado

Esta es una técnica muy fácil de aprender y aplicar, ya que puede ser combinada con otras, como la aguada, o servir de fondo, por ejemplo, para un esténcil. Además, resulta ideal para imitar mármoles o pinturas degradas por el tiempo, y en la mayoría de los casos no es necesario comprar los materiales: se trabaja con trapos, papeler y bolsas de nailon, manejados con las manos o incorporados a un rodillo o a una varilla.

Cada uno de estos elementos caseros imprime una textura diferente de acuerdo al efecto que se quiera lograr. También pueden utilizarse de forma negativa, es decir, retirando el color aplicado.

Existen tres maneras de trabajar con el material: Como una muñeca, como una torzada, o como un plano. La trama de la tela, el tipo de papel o bolsa con método elegido determinarán la textura resultante. Es recomendable elaborar un muestrario sobre cartón antes de probar la superficie definitiva. De esta manera, se puede elegir mejor el motivo adecuado para un ambiente.

El trapeado es óptimo para ser empleado en espacios grandes, y también sobre muebles, telas o metales. No es, en cambio, un efecto que se adapte a los pisos o a superficies con mucho relieve.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here