La cocina tradicional, pensada como un espacio destinado solo a la preparación de las comidas, ha quedado en el olvido y ha sido re definida como un lugar central de la vida domestica. Por eso, permite realizar varias actividades, ademas de invitar a reunirse.

cocinas

En estas cocinas amplias, el que cocina puede estar acompañado. Así, no vivirá esta experiencia como un trabajo solitario, sino como un ritual que convoca a otros a compartir la preparación de las comidas. Mas allá del estilo que elijamos para este ambiente, no debemos perder de vista esta cualidad: la cocina es un espacio que invita a disfrutar de placeres sensuales y donde lo mas cotidiano puede convertirse en una experiencia inolvidable.

En estas cocinas amplias de esta nueva era, predominan el blanco, el acero y las lineas rectas. Suelen acompañarse con una gran isla como eje central del espacio. Colocándose en ese espacio las hornallas y una bacha, dejando el resto como superficie de trabajo y barra.  En las paredes se puede colora muebles y artefactos empotrados, como los hornos y las heladeras todos con frente de acero, lo que da uniformidad y pureza al diseño. Pueden colocarse ventanas verticales que funcionen como rajas de luz, lo que reforzaría la simetría y linealidad del espacio.