Las pátinas son usadas, desde épocas remotas, para imitar los efectos del tiempo en la pintura y, sobre todo, para decorar ambientes y objetos.

patinas

Las distintas técnicas que pueden aplicarse son muy sencillas: sólo se requiere conocer sus secretos y poner manos a la obra.

Las patinas permiten otorgar un carácter especial a una superficie recién decorada. Este carácter se logra dándole al objeto un aspecto antiguo o unificando los colores y suavizando las líneas del dibujo, entre otros efectos.

Toda pátina contempla tres aspectos básicos: la superficie, la técnica y la pintura.

En principio, cualquier tipo de pintura sirve para desarrollar estas técnicas, pero cada una tiene un modo de aplicación, un tiempo de trabajo, y un resultado distinto en lo que hace a brillo, textura táctil, textura visual y resistencia.

Hay dos maneras usuales de trabajarlas: las técnicas positivas y las técnicas negativas. Las técnicas positivas consisten en aplicar pintura con una herramienta sobre una superficie previamente pintada. Las técnicas negativas se basan en retirar la pintura fresca, con las mismas herramientas, dejando aparecer el color de base.

Entradas relacionadas: como hacer barbacoa en un salon 4 x 6