Lograr un piso con restos de ceramicos

Tal vez nadie pueda obtener los resultados que logro Gaudí en el parque Guell, pero un efecto multicolor y divertido se puede conseguir fabricando un piso con cerámicos de diferentes colores. O mejor dicho con sus fragmentos.

pisosSe pueden emplear cerámicos diversos de segunda selección, mientras sean coloridos y sus tonos armonicen entre sí. Estos cerámicos deben ser todos del mismo espesor y del mismo tipo.

La cantidad depende de la superficie que desean cubiri. Hay que romperlos uno por uno golpeándolos con cortafrío y una masa, tratando de que los fragmentos sean de un tamaño parejo.

Sobre el piso limpio y plano colocar una capa de adhesivo para cerámico en una superficie de alrededor de un metro cuadrado, con una espátula dentada, sin olvidar ningún lugar. Respetando aproximadamente la combinación tonal, pegar los fragmentos de cerámico uno al lado del otro, preionándoloes con las dos manos sobre el adhesivo.

Para la terminación, en un recipiente prepare pastina, respetando las proporciones de agua y polvo indicadas por el fabricante. La pasta debe ser leve y untuosa y se le puede agregar pigmento para que armonice con la tonalidad dominante del piso. Verter la pastina sobre el suelo y distribuirla con un secador de goma, tratando de llenar las juntas. Dejar sodificcar un poco antes de lavar el suelo con una esponja para eliminar los restos que quedan en la superficie.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here