Una motivación que no puede pasarse por alto al idear la ambientación de un departamento es la personalidad de su ocupante. Sus gustos, preferencias, inclinaciones y simpatías deben reflejarse en su vivienda.

livingUna de las posibilidades más satisfactorias  de la decoración actual es, sin duda alguna, la informalidad, que permite sentirse a gusto a una persona joven y moderna, que no se encuentre atada a rígidos conceptos de ambientación ni a cánones preestablecidos en los que a mobiliarios se refiere.

Una vez detectadas estas características se podrá conseguir una relación directa entre ellas y el aspecto del ámbito. Basándose en una concepción novedosa se puede conseguir un diseño de gran riqueza expresiva, a partir de un equipamiento heterogéneo, en uso no convencional del color y la insólita participación de algunos elementos particular, de gran valor decorativo, que otorgan sugestión y calidez.

Otro factor importante, es la economía, que juega en forma decisiva para inclinar a alguien a favor o en contra de una propuesta. Lo ideal es elegir un criterio que se adecue al presupuesto del dueño de la decoración.

Objetos que no pueden faltar para la informalidad son almohadones estampados en distintos tamaños, como también cuadros de metal con frases celebres.

 

Entradas relacionadas: modelos de comedor angostos y largos