Las pátinas son una de las mejores opciones a la hora de pintar las paredes u objetos de tu hogar, ya que le dan al mismo resultados diferentes que una simple mano de pintura.

patinasLas pátinas se podrían clasificar en tres grandes grupos, determinados por su composición y aplicación: pátinas al agua, pátinas al aceite y pátinas a la grasa. También hay pátinas al alcohol y otras, fabricadas con componentes caseros como la cerveza, el vinagre y la caseína.

En la mayoría de los casos, las pátinas combinan la pintura con un médium o vehículo que la hace más fluida y transparente, además de retrasar su tiempo de secado.

Resulta fundamental respetar el componente básico de cada pátina y utilizar elementos compatibles. Por ejemplo, si va a realizar una pátina al agua, asegúrese, en el momento de comprar, que tanto la pintura como el médium sean al agua, y de ningún modo al aceite, ni a la grasa. De otra forma, el trabajo se verá malogrado. La misma precaución debe tenerse al momento de limpiar las herramientas empleadas, ya que si se utilizo al agua, las mismas deben ser limpiadas con agua, y así lo mismo con las herramientas utilizadas al aceite y a la grasa.