Paredes blancas, muro de piedras, grandes paneles de vidrio, piso de cemento alisado, arreglos de textura y atención en los detalles, un living con estetica despojada, pero muy bien equipado.

living monoooLa monocromía si bien no es exactamente un estilo que tenga inspiración en otras épocas, la monocromía se fue adaptando a todas las modas a través de los años.

Decorar en una misma paleta de color se puede adaptar tanto al estilo minimalista como al contemporáno o retro. Un ambiente en onos que van desde el marfil, pasando por el camel y el visón hasta los colores terrosos puede tener muebles de líneas muy rectas o aquellos con tendencia en los años ’50. Lo importante es generar ese clima tan sereno y particular, donde pareciera que todo es armonía y nada reclama protagonismo.

Un inmenso ventanal que convierte el espacio en una gran caja de vidrio, permite el ingreso de la luz natural y la vista al exterior. A su vez, las líneas rectas y netas, así como la ausencia de paredes divisorias y molduras, suman amplitud. Una unica pared de piedra puede romper con la homogeneidad del ambiente, sumando una nueva textura. Distinción particular para una escalera voladiza. Un living con detalles de diseño de última generación.