Todos sabemos que nuestra casa es perfeccionable y que todos tenemos en ella algo para cambiar o modificar. Aun cuando la vivienda esté decididamente resuelta, deseamos renovarla.

Diviertete-pintando-tus-paredes-con-plantillasPero, a veces, no nos atrevemos a hacerlo porque carecemos de imaginación, asesoramiento técnico o creemos que redecorarla implica gastar mucho dinero. De ahí que nuestro objetivo principal consiste en ayudarla, señora, para que su casa sea confortable y cálida a la vez.

La pintura es una aliada fundamental en la decoración, ya que enfatiza y armoniza los demás accesorios que la componen. Hasta hace poco tiempo, siempre que se resolvia pintar paredes y puertas, la elección del color recaía inevitablemente en el blanco o el gris. Las razones de tal preferencia son muchas.

Se trata de colores que no cansan, que admiten casi cualquier complemento cromático, que combinan bien con muebles y tapiceria de todos los estilos, y que evitan los peligros del color-color. Hoy, sin negar que el blanco y el gris son siempre adecuados, el azul, el verde, el guinda, el amarillo y hasta el colorado, pueden dar la nota justa y aun imprescindible. Mucha gente está perdiendo ya el miedo a los colores. Sin embargo, hay que ser audaz sin descartar la prudencia, ya que una pared naranja alegra cualquier ambiente.

Entradas relacionadas: puertas de fierro para casas de ladrillo