Feng Shui 2017 para la casa y la decoración

Está más que claro que si hay materia tiene que haber extensión, ¿sino de qué clase de materia estaríamos hablando? El ser humano no es en sí mismo, sino, sobre todo, en relación al espacio que ocupa y lo circunda. Por lo menos esa es la premisa del Feng Shui, una filosofía espacial y energética que siempre ha intentado cavilar sobre las determinaciones del hombre y su sitio que van desde objetos simples hasta los astros. Naturalmente aquí nos centraremos en la decoraciones para el 2017 y te daremos una serie de buenos ejemplos. Una nota útil, sencilla y clara ¡No te la pierdas!

Feng Shui 2017 para la casa y decoración

El Feng Shui es un arte perfecto para dar cuenta del compromiso entre el sujeto y su espacio o, mejor dicho, como determina el segundo al primero. Eso llevado a la decoración, utilizando esa filosofía china, nos da cuenta de una serie de preceptos a seguir para que las energías sean buenas, positivas y el sujeto pueda realizarse en los sitios donde concurre asiduamente.

Como vemos, los espacios del Feng Shui, sean donde sean, con su decoración propugnan la prolijidad, el orden, incluso el hiato entre objeto y objeto. Es que las buenas energías deben fluir e incluso se suscitan malas tienen que irse. De ahí derive, en lo último, la necesidad siempre de buenos ventanales.

Si bien podrás vislumbrar colores varios en los cuartos, es tendencia del 2017 seleccionar tonalidades tenues que vayan del blanco a los pasteles ¿La explicación? No son tan concretas ni determinantes para generar armonía con otros colores sea en estructuras u objetos particulares.

Los baños en el Feng Shui siempre son importantes, porque se los considera zonas de gran absorción de energía. Así que debes garantizarte buenos ventanales para que circule aire, un buen orden, gratos colores y espejos que siempre vienen bien aunque colocados no en cualquier parte.

Lo claro es puro, lo puro por lo general da serenidad que es lo que propugna esta filosofía de lo espacial. Es más: siempre lo blanco nos dará luminosidad, prolijidad por su asepsia y, encima, una profundización del espacio ya que amplía las zonas.

Siempre viene bien lo verde en cualquier sitio y esta filosofía lo apoya. Es necesario siempre hacerse de objetos que atraigan buenas energías y limpien las malas.

El Feng Shui es casi una filosofía de lo fluido y si bien habla de todos los elementos, el gua tiene un sitio especial. Cuando hablamos de orden no decimos que la cosa solo ocupe su espacio, sino que cada objeto tenga terminaciones precisas. Por ejemplo, los diseños enrevesados, las mesas muy angulosas, las sillas con filos peligrosos no suman a las buenas energías.

La cocina también debe tener la misma paz y armonía. El Feng Shui siempre recomienda que cuando hagamos los menesteres de este sitio nunca tengamos la puerta en la espalda ¿El motivo? Evitar el nerviosismo de saber que si hay una situación peligrosa o que se nos escapa, puede venir de atrás nuestro.

Si tienes puertas o paredes amplias, siempre es bueno poner símbolos de protección, incluso algunos propios que te sirvan solo a ti.

Debes jugar con el aroma porque eso determina siempre las energías. Fíjate en el limón, presta atención en los inciensos que te pueden venir muy bien.

Hablamos de colores y vamos a hacer una aclaración: no todos los sitios poseen iguales preceptos. Para un dormitorio es bueno lo tenue, es decir, colores pasteles; en cambio, todas las habitaciones que dan cuenta de lo frenético, de la vida social, reciben muy bien colores más fuertes como el rojo o naranja, por ejemplo.

En la casa debe fluir la energía, por eso no son convenientes los pasillos largos, las escaleras tortuosas o un mobiliario con angulosidades desmesuradas. Tratemos de evitar eso siempre. Si no se puede, sobre todo con los dos primeros casos, una alfombra, cierta decoración como flores, jarrones o pequeñas fuentes de agua ayudan mucho.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here