Cómo personalizar puertas: Consejos para pintar y decorar puertas

Si quieres renovar tu casa y darle un poco de color y además un toque diferente las ideas que te traemos hoy te encantaran.

Seguramente estés confiada que las puertas deben ser de color blanco, o de madera o negras, y no hayas visto puertas decoradas o de colores. Aunque esta idea te parezca algo rara mira los consejos que te mostraremos a continuación que te encantaran.

Puertas decoradas con vinilos

puertas-decoradas-con-vinilos_galeria_landscape

Una idea muy original de decorar una puerta es colocándoles vinilos de diferentes estampas y colores. Estos vinilos los puedes conseguir en las casas que venden artículos para la decoración del hogar. Hay vinilos para todos los gustos, de distintos motivos, todo depende del estilo que tenga tu hogar, pero quédate tranquila que encontraras uno que quede acorde al estilo.

Puertas de colores llamativos

decorar-la-puerta

¿Por qué siempre las puertas de entrada a las casas tienen que ser de color banco, de metal o negras? Si quieres ser original y que tu casa resalte de las demás prueba de pintarla de un color diferente, obviamente que combine con el resto de la casa. Te encantara esta idea.

Puerta con detalles en colores

puerta_washitape_rosa

Si no te animas a pintar una puerta entera de un color fuerte prueba con hacerle unos retoques en color. Quedará muy bien, sobre todo para indicar que es una puerta que se comunica al dormitorio de una niña, como el ejemplo dela foto de arriba.

Puertas con detalles aplicados

A las puertas ademas de pintarlas uno las puede decorar con detalles como el que vemos en la imágen, la inicial de quién ocupa ese cuarto, algún cartel indicador como “cocina”, “Baño”, “Lavadero”, etc. Puede ser un detalle muy simpático si se coloca algo en cada puerta interior.

Cómo pintar puertas interiores de una casa

Cada cierta cantidad de años es bueno darle una nueva capa de pintura a tus puertas, principalmente si son de un color claro. Lo cual ayudara a que siempre se vean muy bien y completen la decoración. Pero de todas formas esta no es la única razón para pintarlas, las puertas son un espacio donde puedes llegar a ser creativo también.

como-pintar-puertas

Prueba con pintarlas de un color distinto al de las paredes para que le den un look totalmente inesperado a tu decoración. Las puertas negras se ven muy elegantes con paredes blancas, y las puertas de colores pasteles pueden darle un estilo algo más tranquilo a tu decoración.

  • Saca la puerta

Puede resultar algo costoso, pero si nunca has pintado una puerta, es aconsejable removerla primero. Para personas con experiencia, pintar una puerta puede resultar bastante rápido, pero si aún todavía estas agarrándole la mano, es mucho mejor que la puerta este en una posición horizontal. De esta forma podrás prevenir chorreos de pintura y tomarte tu tiempo. Además otra ventaja de sacar la puerta es que podrás acceder sencillamente a todos los bordes y ángulos de la misma. Luego pon la puerta en caballetes que se encuentren a la altura ideal para pintar.

  • Repara, limpia y prepara

No saques las brochas aún, debes preparar la puerta antes que nada. Si quieres excelente resultado, debes seguir estos consejos al pie de la letra. Para comenzar debes darle una buena limpieza a la puerta. Utiliza un trapo bien húmedo para quitar todo el polvo. Con una esponja y jabón de platos, elimina la grasa y machas. En el caso de que haya cosas pegadas, utiliza un cuchillo sin filo, pero ten mucho cuidado de no dejar marcas. Poner a secar la puerta totalmente.

En segundo lugar tendrás que revisar la puerta y repararla donde sea necesario. Si hay huecos, ralladuras o a lo mejor marcas, cúbrelas con masilla de madera. Más tarde debes preparar la puerta para que absorba mucho mejor la pintura, esto lo conseguirás al lijarla. Utiliza lija suave. No necesitas sacar la pintura anterior totalmente, solo tienes que crear una superficie porosa para la pintura. Limpia la puerta con un trapo húmedo para eliminar el polvo y deja secar.

  • Tapa las perillas

Para poder lograr un finalizado profesional, tienes que asegurarte de no pintar las perillas o picaporte, ni tampoco las bisagras. La mejor forma de tapar estas piezas es con cinta de pintor, ya que no dejara rastros de pegamento cuando la saques.

  • Toma la pintura correcta

Por lo general las puertas de interiores son de madera, así que puedes utilizar pintura regular o látex. Elige el color de la pintura con cuidado. Compra una muestra antes de empezar, y pinta una sección pequeña de la puerta. Ponla a secar y estudia como se ve con la iluminación de tu casa. No debes tener miedo de probar distintos tonos antes de escoger el adecuado.

Puertas de chapa ¿Cómo pintarlas?

Pintar una puerta, ventana o portón de chapa, es una tarea muy sencilla. Lo más importante es preparar bien la superficie antes de darle el toque final.

Aberturas-en-cordoba-puertas-chapa

Paso a paso, para pintar una puerta de chapa:

Para lograr óptimos resultados a la hora de pintar una puerta de chapa, tenemos que tener en cuenta algunas pautas. De esta manera lograremos que el acabado sea prácticamente perfecto y que la pintura nos dure en condiciones por mucho más tiempo.

  • Preparar la puerta que va a ser pintada

Para hacerlo correctamente, debemos preparar la superficie que vamos a pintar. Primero la limpiaremos bien con un trapo humedecido en una mezcla de agua junto con detergente. Si estuviera bastante sucia y contamos con la presencia de hongos, tendremos que humedecer el trapo en una mezcla de agua y lejía. Si en la superficie a pintar hubiera manchas de grasa, lo ideal para eliminarlas es el aguarrás.

Una vez limpia y aclarada la superficie de chapa, tendremos que lijarla lijarla con una lija fina, si la superficie se encuentra muy maltratada, a lo mejor hará falta pasar primero un cepillo de alambre. Luego, pasaremos una mano con cuidado, por toda la puerta, para comprobar si tiene alguna abolladura. Si es así, deberemos rellenarla con un poco de masilla hasta lograr que quede bien pareja con el resto de la superficie y lijar con la lija fina, para emparejar y dar un acabado liso. Para terminar, se retira el polvo que ha quedado luego de lijar y la puerta está lista para poder ser pintada.

  • Pintar la puerta

Nunca hay que pintar con la chapa caliente, la chapa debe estar fría y no se debe exponer en ningún momento al sol, ya sea mientras la pintamos o al esperar que se seque. Apurar el proceso no ayudará a tener un buen final. Al momento de pintar podremos hacerlo con pincel o rodillo, este último es ideal en el caso de puertas totalmente lisas.

Es aconsejable darle como mínimo dos capas de pintura, y entre capa y capa, hay que dejar secar bien la pintura.

No dudes en dejar tu comentario!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here