Decoración vintage para casas modernas: ideas e imágenes

¿Decoración vintage para casas modernas? ¿No suena a mezcolanza difícil de realizar? ¿A una contradicción en sus mismos principios? No, en rigor de verdad la actualidad nos ha dado mucho de esto: una necesidad de crear en un ambiente nuevo aspectos del pasado, recrear, para decirlo mejor. Y no se piense que deben ser enormes remodelaciones, objetos suntuosos o detalles sumamente costosos. No, aquí te enseñaremos que un pequeño detalle vintage en tu salón, dormitorio o cocina puede hacer una enorme diferencia. Es que es bueno producir modificaciónes en el hogar, por eso te presentamos decoración vintage para casas modernas: ideas e imágenes ¡Un interesante artículo!

Decoración vintage en casas modernas: ideas e imágenes

¿Qué se entiende por vintage? Lo vintage es lo pretérito, pero no se piense que necesariamente debemos desplegar una mesa del medioevo para caer en este estilo. No, por definición solo basta que el objeto posea unos 20 años por lo menos y esté intacto. Desde tal aclaración las posibilidades se maximizan muchísimo y vamos adentrarnos en la decoración.

Lo vintage es antiguo, accesible y sumamente complejo, por lo cual no te preocupes si el orden no es exacto o si combinas estilo de diferentes épocas. Como en toda decoración, lo importante es que tú impongas el propio estilo, ese sello que indique tu mano en cada rincón del hogar.

Es importante reconocer que lo vintage juega mucho con lo ornamental, que en demasiadas ocasiones se ofrece en forma de viñetas o terminaciones. Pueden ser de muebles, cabeceras de camas, sillones e incluso paredes. Queda muy lindo para dar el toque que buscamos.

La paleta de colores en lo vintage es variada. Podemos apelar a tonalidades llamativas, incluso chillonas; como también a degradaciones de claros, pasteles, que quizás buscan la prolijidad del ambiente, la seriedad, una mejor iluminación y una sensación de apertura del espacio.

Las cocinas vintage suelen ser extremadamente simples, recordando a las que tenían las abuelas un medio siglo atrás. Mucha apelación a la rusticidad, a la salud de la madera, a los estantes sin ninguna puerta, en donde se pueden vislumbrar cajas con los mismos productos. Con un solo objeto ya puedes hacer la diferencia, querido lector.

Como se puede vislumbrar, los ambientes no son antiguos, sino el toque es dado por la disposición y los objetos de la misma. Asimismo el efecto de escasez de pintura da lugar a una coloración vintage falsa, como si fuera realmente el paso del tiempo lo que la ocasionó. Es una buena opción si no poseemos el mobiliario con tales rasgos.

Puedes tomar cualquier objeto viejo y si se mantiene intacto tenerlo en cuenta. ¿Esos patines de tu infancia no los usas? ¿Esas cajas de galletas viejas? ¿Una viñeta de una cama? ¿Un maletín antiguo? Lo que sea sirve para darle el toque vintage que anhelamos al cuarto.

Las arañas colgadas también son bellos detalles que pueden dar ese toque antiguo que queremos. Tal vez se apele más a la seriedad, casi real, del ambiente; pero no deja de quedar hermosos el ambiente. Las sillas austeras, con respaldos un tanto rústicos también colaboran en el efecto. 

Almohadones, sábanas, colchones, frazadas, también colaboran en la búsqueda del estilo vintage. Recuerda que lo claro siempre aportará iluminación y prolijidad al ambiente. Es una opción para nuestra decoración vintage.

Aquí te dejamos más artículos pequeños para que entiendas que este estilo no necesita de enormes modificaciones del hogar, sino que se puede dar el efecto buscado con pequeños, sucintos cambios.

Suele decirse que la madera es más para un estilo rústico; sin embargo, el vintage no la deja de lado por sus aportes decorativos tan evidentes. Por lo tanto, la puedes tener en cuenta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here