Jardines pequeños, modernos y hermosos

Si vivimos en una gran ciudad solo vislumbramos asfalto, cemento y todas las variantes de materiales de construcción con tonalidades grises ¿El resultado? Sentir agobio, cansancio, solo la mera mano del hombre en su más absoluta y desenvuelta artificialidad. Por eso, siempre un espacio verde, por más pequeño que sea, aporta calma, tranquilidad, nos sirve para renovar energías y seguir adelante con más ímpetu. Es un no olvidarse, en definitiva, que la madre naturaleza nos hizo y que seguimos perteneciendo a ella. Si tus días se pasan en una gran urbe, seguramente te interesará saber que puedes construir tus pequeños espacios con vegetación sin mucho esfuerzo y buen gusto. A continuación te presentamos jardines pequeños, modernos y hermosos.

Imágenes de jardines pequeños y modernos

Un jardín es un espacio de relajación, el sitio perfecto para modificar las energías, un tanto envilecidas con los problemas citadinos. Por eso, no puede faltar en este la cuota de pasto verde, de diferentes flores y plantas perfectamente en su sitio y ese juego tan hermoso que se genera con lo natural y la madera, muchas veces esta sin ningún tipo de cuidado.

Recuerda que aquí te presentamos ejemplos perfectos de jardines modernos y pequeños. En primer lugar, la caratula de moderno no evita que puedas apoyarte en objetos vintage o viejos, ya que esa mixtura con el presente queda muy bien. Por otro lado, como los espacios son chicos, trata siempre de llenar de colores claros el exterior y el interior, sea con el objeto que sea, con oscuros ¿El por qué? Se genera una centralidad definida y un afuera más amplio, ya que siempre las tonalidades claras simulan mayor espacio.

Si quieres que tu jardín esté vivo no es mala idea aportar al sitio con llamadores, objetos que suenen e incluso fuentes con pequeñas cascadas, más o menos desarrolladas. El agua, por más artificialidad que la sustente, siempre llama a la vida, así que tendrás una buena concurrencia de de pequeños animales, además de embellecer el lugar.

Un jardín es, en esencia, una flora controlada. De ahí que veras que cada planta o arbusto ocupa su sitio exacto, bien delimitado con cercos o cualquier otra clase de objetos. Asimismo, puedes apelar al ladrillo visto y a la utilización de piedras que generan un corte estético muy lindo en lo visual con el verde del sitio.

La madera puede estar trabajada como el ejemplo de arriba, al ser de teca, o totalmente desprovista de cuidados, lo cual le da un aire rústico muy bello. Recuerda que la teca es muy utilizada en los exteriores, sobre todo en jardines modernos, no solo por su prolijidad, sino por la gran durabilidad con la que cuenta.

Los escalones o desniveles son excelentes formas de generar mayor espacio cuando este no abunda en lo absoluto. Asimismo, se pueden emplazar mesas, sillas e incluso sillones que guarden una buena proporción con el resto. Si te fijas bien cada elemento ocupa una suerte de pequeña isla, no siendo las plantas, perfectamente colocadas, una excepción al respecto.

Aquí tenemos buenos ejemplos de cómo el blanco puede generar un corte, aportar luminosidad al sitio e incluso agrandar un espacio en donde no abunda el lugar. Los sillones en blanco son una buena opción, sobre todo si se emplazan almohadones de tonalidades diferentes. El resultado es un jardín pequeño, bien ornamentado y sumamente alegre. Asimismo, recuerda que existen protectores para la misma manera, tanto para hongos, insectos, humedad como también para el sol.

Una buena iluminación, plantas verticales, madera de teca en el piso o en las paredes, elementos bien dispuestos, alguna que otra escultura que dé un toque exótico al todo y no se necesita mucho más para tener un precioso jardín pequeño y moderno para relajar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.